lunes, 11 de mayo de 2015

ACAPARAMIENTO: ESTRATEGIA PARA DESACREDITAR AL MODELO ECONÓMICO REVOLUCIONARIO



No es fortuito; es plenamente planificado / La guerra económica, impulsada por la derecha, intenta causar decepción hacia el gobierno, sin usar la fuerza.

No es fortuito; es plenamente planificado / La guerra económica, impulsada por la derecha, intenta causar decepción hacia el gobierno, sin usar la fuerza.

Credito: Panorama

10 mayo 2015.- Durante todo el año 2014, y lo que avanza de 2015, siguen las colas en las afueras de los puntos de venta y establecimientos comerciales, en busca de productos de la cesta básica.

La oposición, el empresariado privado y los medios internacionales, intentan hacer creer al mundo que el desabastecimiento es fruto de una mala gestión económica y productiva del gobierno bolivariano. Dicen que no hay aparato productivo nacional. Todo lo contrario. El desabastecimiento no es fortuito; es plenamente planificado.

La causa primordial surge a raíz del acaparamiento: escogen productos básicos que deberían entrara en rotación en los anaqueles de todo el país; al mismo tiempo que de envía otro lote a otros destinos fuera del país. También hay muestra de acaparamiento en las personas, que por temor a no encontrar más alguna marca o alimento, compran sin control y comienzan a acumular, sin necesitarlos.

Lo cierto es que, esta trilogía derechista solo busca que la población caiga en psicosis desesperación y angustia, para desacreditar a los líderes revolucionarios. De esta manera, denuncia el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, que la oposición quisiera regresar al poder político a los antiguos líderes de derecha que precisamente golpearon el sistema económico y afectaron a los menos favorecidos.

Así sucedió entre 1970 y 1973 en Chile. Acaparamiento de alimentos básicos era el común denominador en la campaña contra Salvador Allende.

Ahora, la fórmula de la oligarquía venezolana se repite, reconoce el analista social Erick Rodríguez.

“Al acaparar productos esenciales, se provoca irritación en la gente, un argumento para asegurar que supuestamente el modelo de la revolución es inviable, sin usar la fuerza”, sentencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario